CAPTURA Y MANEJO DE ANIMALES SILVESTRES

CAPTURA Y MANEJO DE ANIMALES SILVESTRES

 

1. CAPTURA Y MANEJO DE ANIMALES SILVESTRES

2. SITUACIONES CON ANIMALES

3. CLASIFICACION DE LAS DIFERENTES SITUACIONES

4. CODIGOS

5. CLASIFICACIÓN DE LAS ESPECIES SILVESTRES NATIVAS, DE ACUERDO CON EL RIESGO DE AGRESIÓN FÍSICA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPTURA Y AMNEJO DE ANIMALES SILVESTRES

 

 

 

La captura de un animal en su medio implica muchos riesgos tanto para el animal en cuestión como para los investigadores. Los Veterinarios deben priorizar el bienestar de los animales objeto de trabajo y la seguridad de los profesionales actuantes. Por este motivo, las capturas de animales silvestres deben planificarse adecuadamente asignándoles la importancia que les corresponde en el marco general del proyecto.

 

Cada captura debe ser aprovechada al máximo realizando todos los muestreos posibles para evitar repetir capturas de ese u otro animal de la misma especie. Además, se suele trabajar con especies amenazadas, por lo que la salud y supervivencia de cada individuo es prioridad absoluta. En muchos casos las muestras tomadas en forma oportunista permiten obtener los primeros datos del estado sanitario de poblaciones silvestres y la identificación de factores limitantes para su recuperación.

 

Todo proyecto de investigación que requiera la manipulación de animales silvestres debería contar con la participación de Veterinarios especializados durante las etapas de planificación, implementación y evaluación. Las funciones del Veterinario incluirán tareas como 1) selección del equipo y técnicas apropiadas, 2) las capturas en sí mismas y 3) el entrenamiento de otros profesionales y el personal de campo. Además, los Veterinarios podrán ampliar el espectro del proyecto, recogiendo muestras para evaluaciones sanitarias (Uhart, 1999).

 

 

 

La  realización  de esta actividad es parte del quehacer diario en aquellas instituciones que manipulan animales, sea cual fuera su propósito. La manera como se lleve a cabo esta labor es  vital para garantizar el bienestar humano y animal, y depende de un adecuado conocimiento de las especies, las técnicas, los medios de transporte, así como del cumplimento de las regulaciones ambientales y sanitarias que rigen a los diferentes países,  regiones y empresas de transporte, además de una adecuada  coordinación  entre las partes involucradas.

 

SITUACIONES CON ANIMALES

 

DELIO ORJUELA ACOSTA

MEDICO VETERINARIO ZOOTECNISTA

FUNDACIÓN ZOOLÓGICA DE CALI 

 

Debido a la naturaleza de nuestro trabajo, es indispensable estar preparados para atender las diferentes eventualidades, de tal forma que se puedan tomar decisiones oportunas y adecuadamente, así como también, prevenir  accidentes a los animales, personal,  público visitante, y  traumatismos innecesarios en el que hacer diario de nuestra Institución.

 

 

EVENTUALIDADES DE IMPORTANCIA PARA EL BIENESTAR ANIMAL.

 

No solo es de trascendental importancia, sino que es una condición para el éxito de la Institución, que todos los empleados, desde la Dirección, hasta el personal de cafeterías, mantenimiento, construcción y todos aquellos que de una u otra forma realizan trabajos para la fundación,  se involucren en el cuidado de los animales ya que ellos son la razón de ser de todos los que aquí laboramos.

 

Todos podemos cooperar, prestando atención a las consecuencias  que dependan directa o indirectamente de nuestras actividades y finalmente  involucren el bienestar de los animales y la gente.

 

Algunas de las situaciones en las que podemos ver nuestro impacto son: 

La disposición de las basuras por parte nuestra y del público (residuos como puntillas, alambres, concreto, costales, empaques de “mecato”, papeles, bolsas plásticas, jeringas, etc.), el ruido, etc..  Actos diversos del público, que de manera conciente o inconsciente puedan afectar a los animales o a las instalaciones.

 

Eventos que pueden o no desarrollarse de manera natural, tales como partos, peleas, actitudes o comportamientos, apareamientos, lactancia, diarrea, vómito,  etc., todas estas situaciones son de valor incalculable para la gente que maneja directamente a los animales, ya que ante ellos, muchas veces los animales esconden su conducta natural o sus síntomas, normalmente por temor; ej: al personal de Veterinaria. Lo que significaría que cuando lo descubra el personal “indicado” tal vez sea demasiado tarde

 

 

CLASIFICACIÓN DE LAS DIFERENTES SITUACIONES

 

 

ACCIDENTES EN ANIMALES

 

Debemos entender como tal a aquellas situaciones en las cuales corra riesgo la vida o integridad física de nuestros animales.  Ejemplo:  Fugas, peleas, lesiones por acciones del público o por actividades del personal, como construcciones, ruidos, movimientos dentro de habitáts,  elementos peligrosos como alambres, basura, escombros y residuos de cualquier clase.

 

ACCIDENTES LABORALES

 

Debido a las características del trabajo con organismos vivos, muchos de nosotros, debemos correr ciertos riesgos, sin embargo, estos deben ser valorados adecuadamente y en ningún caso se puede caer en el error de ser temerarios e irresponsables en la toma de decisiones o en los procedimientos utilizados. 

 

Los contratistas y funcionarios que no trabajan con los animales, pero que ocasionalmente realizan dentro de los hábitats de los animales labores de mantenimiento, construcción, jardinería, etc, deben ser instruidos adecuadamente, ya que con frecuencia tienden a comparar la conducta de los animales silvestres, con la de los domésticos que ellos conocen y fácilmente podrían ocasionar una catástrofe al no respetar algunas normas básicas.

 

Así mismo, es importante que las demás personas vinculadas a la Institución, observen con atención el desenvolvimiento normal o usual de los eventos ya que de esta forma es posible que aporten o descubran a tiempo que algo está o puede salir mal; por ejemplo, el encierro cotidiano de los grandes carnívoros. 

 

ACCIDENTES DE VISITANTES

 

Es indispensable que todos nos preocupemos por la seguridad tanto de las personas que aquí laboramos, como la de nuestros visitantes.   Algunas de las situaciones que veremos son:  Gente metiendo las manos por las mallas, o que intenta meterse en los hábitats, personas que deliberada o imprudentemente intentan burlar la seguridad de los hábitat; dañando sus mallas, puertas o vidrios.  visitantes que cuando hay personal trabajando con algún animal puedan cometer alguna imprudencia, y asustarlo, o que pretendiendo una fotografía intenta trepar en lugares de los cuales pueden caerse y lesionarse, etc.

 

Todos los tipos de accidentes se clasifican en códigos y a continuación se establecen las categorías:

 

CODIGOS

 

CODIGO ROJO

 

Involucra los Escapes de Animales de Alto Riesgo y de Riesgo moderado con tendencia a la Agresión.  También los actos o  accidentes del público y del personal que amenacen la vida o integridad física de ellos, otras personas o de los animales.

 

CODIGO AMARILLO

 

Involucra los Escapes de Animales de Riesgo Moderado sin tendencia a agredir, los actos o accidentes menores del público.

De acuerdo con la evolución de los eventos, puede cambiar a Código Rojo.

 

CODIGO VERDE

 

En esta categoría  se ubican los escapes de animales de Bajo Riesgo y situaciones del público que conlleven un mínimo impacto sobre los animales, las personas y las instalaciones del Zoológico.

 

 

 

 

PROTOCOLOS DE ESCAPE

 

 

Antes que nada, es importante que todo el personal aprenda a identificar los riesgos que representa la fuga de uno o varios animales.

 

Las acciones que se tomen no son las mismas si el animal involucrado es un tití, que si es un Jaguar; ni es lo mismo que se escape un mico araña que dos de ellos.  Cada situación deberá ser valorada acertadamente de tal manera que debemos enterarnos de las diferentes estrategias para lograr proteger a los animales y a la gente.

 

A continuación se hace una clasificación general del riesgo que representa para la vida y la integridad física de las personas en dicho orden.

 

 

 

 

CLASIFICACIÓN DE LAS ESPECIES SILVESTRES NATIVAS, DE ACUERDO CON EL RIESGO DE AGRESIÓN FÍSICA.

 

Esta clasificación, corresponde a las situaciones normales, sin embargo, es obvio que muchas de las especies clasificadas como de riesgo moderado, pueden ser de alto riesgo si se enfrentan a niños o personas severamente enfermas o hipersensibles al estrés o a sustancias tóxicas que la gente normal soportaría.  Es claro también que en el mismo orden de ideas, los riesgos moderados pueden tornarse en Altos, en virtud no solo de la gente, sino de los animales y las circunstancia pues animales inofensivos o moderadamente ofensivos pueden alterarse cuando están criando, o enfermos o son provocados.

 

 

ANIMALES INOFENSIVOS  (CODIGO VERDE)

Como tal se clasifica a aquellos que no representan riesgo alguno para la gente.

 

 

 

 

 

ANIMALES QUE OFRECEN UN BAJO RIESGO  (CODIGO VERDE)

 

Entre estos se encuentran aquellos que representan peligro solo cuando se les molesta o intenta capturarlos ya que no son agresivos y solo actúan en defensa propia y de sus crías.

 

 

ANIMALES QUE REPRESENTAN RIESGO MODERADO (CODIGO AMARILLO).

 

Entre estos están aquellos capaces de herir sin previa motivación.

 

ANIMALES DE ALTO RIESGO (CODIGO ROJO)

 

Se clasifican como tal a aquellos capaces de producir grandes lesiones como mutilaciones, envenenamiento, grandes contusiones, cornadas, fracturas, etc.,  mediante la acción de sus garras, dientes, golpes, patas, venenos, cuernos, picos, etc,.

 

 

 

 

 

 

Tipo de Riesgo

Aves

Anfibios y Reptiles

Mamíferos

Invertebrados

Bajo Riesgo (Código Verde)

Paseriformes menores. Flamingos.

Pelícanos.

Columbiformes.

Galliformes.

Anseriformes.

Rallidae.

Psictácidos menores (pericos)

 

Todos los anfibios no venenosos, tortugas Morrocoy y otras sps menores de 100 gr, Crocodileos inferiores a 50 cm de longitud.

Ofidios aglifos, menores de 50 cm de long.

Lagartos menores.

Armadillos.

Ardillas

Artópodos no venenosos

Riesgo Moderado (Código Amarillo)

Paseriformes mayores (oropéndolas, etc).

Psitácidos mayores (Loros y guacamayos).

Rapaces diurnas (gavilanes, halcones, águilas, garrapateros, carroñeras, etc) y nocturnas, (buhos y lechuzas).

Chavarries.

Ciconiformes menores.

Tucanes.

Ofidios aglifos, constrictores de 50 cm a 1,7 m.

Ofidios opistoglifos.

Quelonios diferentes al gro Geochelone y superiores a los 100 gr.

Crocodileos  entre 50 cm y 1 m de longitud.

Lagartos mayores  (iguanas adultas).

Sapos

 

Todos los Roedores .

Venados sin astas. Primates (callitrícidos, cébidos juveniles, aislados y de especies como C. albifrons, nigrivitatus, apella,  capuccinus; Allouatta).

Carnívoros menores (Mustélidos, cánidos, Félidos menores, Procyonidos), marsupiales.

Perezosos, Osos hormigueros

Artrópodos venenosos aislados y  de moderada capacidad venenosa.

Alto Riesgo (Código Rojo)

Garzones.

Grandes rapaces (Aguilas Reales, Harpías)

Ranas venenosas.

Ofidios venenosos (proteroglífas y solenoglifas de cualquier tamaño).

Crocodileos superiores a 1 m.

Tortugas Bache mayores de 500 gr

Primates grandes cébidos (Ateles y Lagotrhix individuales o en tropa) Cébidos medianos como C. albifrons, nigrivitatus, capuccinus, apella en tropa.

Tayassuidos.

Dantas.

Venados con Astas o en época de Celo.

Félidos desde el tamaño de un Ocelote en adelante.

Mustélidos mayores (nutrias gigantes)

Ursidos.

Artrópodos venenosos enjambrados o de letalidad reconocida.

 

 

 

 

ESCAPES

 

 

Antes que nada, determinar como y por que ocurrió el incidente ya que si acaso la “Jaula” está dañada se disminuirán las estrategias posibles.

 

El manejo específico de las diferentes especies animales está considerado en los protocolos de Captura o Restricción específica, los cuales hacen referencia a los tipos de Restricción Física y Química, por lo tanto, en los Protocolos de Fuga Específicos solo se mencionan las posibles estrategias a seguir y no la forma como deben utilizarse las diferentes herramientas.  Las opciones son variadas, e incluso es posible realizar combinaciones de dichas alternativas.  La elección de la o las opciones depende tanto de aspectos logísticos, de infraestructura , capacitación,  habilidad y comodidad de las personas que realizarán las capturas.

 

La valoración de los riesgos que implican ciertas maniobras es en cierta forma subjetiva, ya que el peligro que implican muchas de las situaciones hace que exista una línea de difícil visualización entre la dedicación incondicional, el profesionalismo y la temeridad.  

 

Siempre que ocurran fugas, deberá tenerse conciencia clara de las implicaciones y la manera como ocurrió, de forma tal que la solución sea siempre la más segura, oportuna,  sencilla y tranquila tanto para el público, los cuidadores y los animales.  Dentro de este manejo, se contemplarán alternativas de Restricción física, tales como alimento, la presencia del cuidador habitual, quien utilizará su voz, caricias y demás condicionamientos positivos o en algunos casos que así lo requieran se hará uso de los condicionamientos “negativos” que la especie o el individuo reconozcan, redes, barreras, etc., y alternativas de Restricción Química, tales como medicamentos y equipos de dardos.  También es frecuente que se requiera de la combinación de ambas alternativas o que la Restricción física preceda a la Química.

 

Todo intento de captura deberá considerar firmemente la protección del animal ; evitando “agredir” a los animales innecesariamente ya que también ellos son víctimas y pueden asustarse y sufrir tanto o más que las personas, de forma tal que toda maniobra busque su tranquilidad, bienestar y protección.

 

Cuando se trate de fugas,  en las que estén involucrados animales inofensivos o de bajo riesgo,  darán paso a maniobras que no afecten de manera desproporcionada las actividades de la institución y en ellas podrán llegar a cerrarse secciones pequeñas o medianas del Zoológico, con el fin de facilitar las maniobras de captura. 

 

Las especies que represente riesgo moderado se manejarán enfatizando la seguridad humana, ya que si bien algunos animales pueden ser muy dóciles, cualquier imprudencia puede desencadenar toda su capacidad ofensiva o defensiva.  El manejo del público requiere de prudencia y en todo momento se deberá hacer sin causar pánico.

 

Siempre que exista una emergencia con un animal de Alto Riesgo, el cierre de las secciones hasta las cuales el animal pueda llegar o del Zoológico mismo y su evacuación, deberá ordenarse sin dudar ni minimizar la situación; así mismo, se procederá al “aseguramiento” del público y personal ajeno a la solución del evento en los Refugios determinados.  La notificación a las autoridades policiales deberá hacerse toda vez que se trate de Grandes Predadores para que presten apoyo bajo la coordinación de la Unidad de Bienestar Animal.  El manejo de la situación correrá siempre por cuenta de personal especializado en el manejo de anestésicos, con el apoyo del resto de la unidad y el uso, entre otros elementos, de telas, vehículos,  agua, guadañas o equipos ruidosos, pitos, fuego o extintores, ganchos de ofidios, armas de fuego, etc.

 

En diferentes lugares del Zoológico se encuentran ubicadas redes (nasas), guantes de cuero y telas, las cuales deberán estar permanentemente en dichos sitios y no deberán utilizarse para ninguna maniobra diferente. Su ubicación precisa  en el área de exhibición es: detrás de la cafetería de “Cebras”, atrás de Primates, Pasillo de Leones y Junto a las jaulas de Pacaranas, limitando con el aviario,   las cuales serán utilizadas de manera exclusiva por parte del personal de Bienestar Animal para este fin.  Otras nasas, elementos y equipos de captura como varas lazo, cuerdas, telas y  guacales, se encuentran en una caseta ubicada frente a la clínica.  Equipos de dardos y medicamentos se hallan dentro de la clínica y serán utilizados únicamente por personal veterinario.

 

 

Además de las nasas, se ha diseñado un sistema de cortinas corredizas, las cuales están proyectadas para bloquear la visión y el paso de los animales, así como cerrar los perímetros de exhibición y de bienestar animal.  Complementariamente, se ha desarrollado una subdivisión que corresponde de manera exacta con la Zonificación del área de exhibición, permitiendo delimitar rápida y eficazmente al animal fugado.

 

A nivel del Herpetario, y de cuarentena de ofidios venenosos, debe mantenerse un sistema de alarma visual o sonoro que permita en base 2 y en Monitoreo enterarse de la emergencia.

 

RECOMENDACIONES ANTE UNA EMERGENCIA CON LOS ANIMALES

 

1.    Mantener la calma e intentar  transmitirla al público ya que en nuestras manos y  palabras están las vidas de muchas personas y animales.

2.    Identificar la situación (Especie, número de animales, gente implicada, ubicación, por donde escapó, posibilidades de comunicación).

3.    Sin “moverse” del lugar, tratar de mantener contacto visual con el o los animales y la evolución de la situación;  SIN EXPONERSE.

4.    Evitar asustar al o a los animales, a menos que corresponda a una estrategia.

5.    Dar aviso mediante cualquier persona que tenga radioteléfonos o mediante algún mensajero inmediatamente al Departamento de Veterinaria (Z2, Z6 y Z12) pues son ellos quienes manejan los equipos de anestesia y medicamentos.  En cualquier caso es importante que los demás “Z” de Bienestar animal (Z3, Z4 y Z8) también sean informados pues están en capacidad de asumir situaciones de esta índole.

6.    Proteger al público y al personal, mediante información a través de Z15 fijo y móvil, Z 13 fijo y móvil, además de guiar a la gente a los “refugios” o rutas de evacuación e impartirles instrucciones que los tranquilicen y les ayude a comprender la situación, así como también les indique cuando haya pasado la emergencia.

7.    El personal de Bienestar animal (cuidadores y Profesionales), deberán estar dispuestos a colaborar en las maniobras que se les solicite pues son quienes mayor experiencia y oportunidad tienen de lograr una solución exitosa, rápida y con los menores riesgos posibles.

8.    Ninguna maniobra considerada excesivamente riesgosa deberá llevarse a cabo pues la prioridad es la seguridad humana y animal en ese orden estricto; sin embargo es de entender que nuestro trabajo implica cierto grado de riesgos inherentes.

9.    La presencia de los Z15 (fijo y móvil) así como de los Z 13 (fijo y móvil) es vital.  Desde los monitores la ayuda será valiosísima y la de los demás con sus armas de fuego y bajo la orientación del personal que coordina la maniobra prestarán su apoyo de igual forma sin exponerse más de la cuenta, pero comprendiendo que su trabajo es de por sí arriesgado.

10.                     Mantener silencio en los radios y respetar la prioridad que implica la emergencia, de tal forma que solo se utilizarán en función de dicha situación.  En ningún momento se aceptarán intromisiones por curiosidad ni sugerencias que no sean estrictamente necesarias y oportunas.

11.                     Ante una situación extrema en la cual una persona quede a merced de un animal que represente Alto Riesgo, se debe instruir a la víctima para que se acueste boca abajo o en posición fetal, con la intención de disminuir la agresividad del animal, ya que la resistencia es la que le motiva a atacar con mayor fuerza.  Incluyendo, ofidios  de alto riesgo.

 

 

 

 

PROTOCOLOS DE FUGA ESPECÍFICOS

 

 

 

ANIMALES DE ALTO RIESGO:  CODIGO ROJO

 

Con todas las especies seguir ABSOLUTAMENTE TODAS las recomendaciones generales “RECOMENDACIONES ANTE UNA EMERGENCIA CON ANIMALES “, con la conciencia de que aunque las maniobras pueden resultar sencillas también pueden terminar en situaciones realmente trágicas pues son especies letales.

 

Consideraciones generales para captura de primates

Reconocer ante todo que los animales poseen garras.colmillos o dientes puas etc, estos atacan por temor y se debe evitar lo mas posible de causarlo.

         Separar a un individuo del grupo puede acarrear problemas (durante la separacion y despues de ella – cambios de jerarquia)

         Particularmente dificil el separar (o injectar) un individuo en exhibidores grandes, complejos o combinados

         Extremadamente fuertes en relacion a su tamaño (primates medianos y grandes)

         Sumamente habiles con las manos

         Algunos primates del nuevo mundo tienen colas prehensiles (5ta mano)

         Pueden morder, rasguñar, apretar y golpear con mucha fuerza

         Extremadamente inteligentes

         Reconoceran al veterinario o persona que haya inyectado previamente

         Trataran de posicionarse de manera que no se puedan inyectar

         Arrojaran diversos objetos (incluyendo heces) al sujeto que va a inyectar

 

         Separar a un individuo del grupo puede acarrear problemas (durante la separacion y despues de ella – cambios de jerarquia)

         Particularmente dificil el separar (o injectar) un individuo en exhibidores grandes, complejos o combinados

Algunos PVM pueden almacenar alimento en la boca (cheeck pouches)   Aspiracion  y Pneumonia

         Primates de menos de 10-12 kg pueden ser inmobilizados fisicamente

       Contar con personal CAPACITADO

       Contar con equipo necesario (guantes, redes, etc)

 

         Primates > 12 kg considerar anestesia como alternativa mas segura